Diferenciafm – Salamanca

Cómo celebrar el 18 en la empresa con bajo presupuesto

luismarcela2baile1

Si la crisis económica hace peligrar las celebraciones dieciocheras y la entrega de aguinaldos, las compañías tienen variadas opciones para compensar a sus trabajadores y conseguir un mejor clima organizacional y, de paso, aumentar la productividad.

Cuando las finanzas no van muy bien y las cifras del país tampoco repuntan, las empresas pueden verse en un periodo de “vacas flacas”. Si la firma está con algunas dificultades económicas y busca reducir los gastos en esta celebración dieciochera, una experta explica que hay más opciones que dar el tradicional aguinaldo.

“El aguinaldo no es la única forma de generar un ambiente de Fiestas Patrias en las empresas y de generar una satisfacción en los trabajadores. Existen otras maneras de retribuir a los empleados, como por ejemplo, que las personas puedan salir al mediodía el viernes anterior a los días feriados por Fiestas Patrias, o que se organicen turnos de trabajo. Es decir, hay otras formas de celebrar, como un esquinazo o una actividad recreativa, ya que tiene que ver con lo que los empleados van a percibir, no necesariamente sólo con una compensación económica, sino que pueden ser elementos extra económicos, como decorar el ambiente, tener comidas típicas como empanadas y anticuchos en el casino, o realizar un campeonato de cueca y entregar premios a los que se atrevieron a bailar. Todo esto redunda en el aumento de la satisfacción en los trabajadores de la empresa y, por consiguiente, debiese repercutir en el aumento de la productividad”, indica Carolina Gutiérrez, Jefa de carrera de Ingeniería Comercial de la Universidad del Pacífico.

De hecho, según una encuesta de Trabajando.com, el 71% de las empresas encuestadas aseguró que realizará una celebración tipo asado, empanadas, música, etc., mientras que el 7% dará libre a sus trabajadores el día 17, un 4% celebrará con una actividad familiar y un 18% no hará nada especial. Dentro de los que están en este último grupo, la falta de actividades de festejos podría mermar el clima laboral y la productividad.

“Si la empresa este año no puede dar aguinaldo o no tiene mucho dinero para celebrar como en ocasiones anteriores este 18, una buena alternativa es ofrecer adelantos a sus trabajadores, ya que así demuestran que se ponen en el lugar de sus empleados, porque la mayoría de las personas en Chile, reciba o no bono, va a celebrar igualmente las Fiestas Patrias. Otra opción es ofrecer una tarde libre y/o hacer un esquinazo, es decir, tratar de no eliminar completamente la celebración, ya que esto influye en el clima laboral y en la productividad de los trabajadores”, asegura la especialista en Recursos Humanos.

Por otro lado, el 36% de las empresas asegura que para ellos la entrega de aguinaldo significa tener a los trabajadores contentos, el 33% apunta que es una oportunidad para fidelizar a sus empleados y un 22% cree que significa una ayuda económica para sus colaboradores. En tanto, un 7% señaló que la entrega del aguinaldo no influye en nada, mientras que para un 2% este acto es una simple pérdida de tiempo.

“El clima organizacional es la percepción que tiene el trabajador del ambiente laboral en que se rodea dentro de su misma empresa. Generalmente pasa que los gerentes de las compañías aseguran que están celebrando el 18 en la oficina porque adornan todo con guindarlas y adornos temáticos, pero eso es una percepción del empleador, que puede no ser la misma por parte del empleado. Por ejemplo, si los trabajadores perciben y creen que las banderitas y el brindis no son suficientes, entonces no se sentirán satisfechos ni motivados, por lo cual lo más probable es que en esos días baje su productividad”, apunta Gutiérrez.

Expectativas versus realidad

Además de realizar actividades recreativas más baratas, de dar tardes libres u ofrecer adelantos, las empresas deben tener en cuenta las expectativas que sus trabajadores tienen respecto a cómo van a celebrar en el trabajo estas Fiestas Patrias. Por eso, eliminar o reducir abruptamente los festejos patrios en la oficina puede tener un impacto negativo en los empleados.

“Las compensaciones económicas o extra económicas con motivo de Fiestas Patrias tienen efecto a mediano plazo, ya que las personas necesitan incentivos constantes. Por ejemplo, no sirve que la celebración del 18 en la empresa el año pasado haya sido espectacular y por eso este año no harán nada o algo mucho menor, ya que los trabajadores tenían una expectativa creada, por lo que si ya la empresa marcó el desde, no debiera bajar de ahí para poder cumplir con las expectativas del cliente interno, es decir, los trabajadores”, Carolina Gutiérrez, Jefa de carrera de Ingeniería Comercial de la Universidad del Pacífico.

Si de todos modos la situación económica de la empresa no permite continuar con el nivel del año pasado en cuanto a aguinaldos y celebraciones, se recomienda dar una explicación y tratar de compensar por un vía extraeconómica.

“Es positivo que la empresa dé una explicación a sus trabajadores en el caso de que el aguinaldo o las celebraciones disminuyan o se cancelen, ya que aunque no todos deben conocer al detalle la situación financiera de la empresa, sí deben saberla en términos generales. Por ejemplo, si la empresa no tuvo los mismos buenos resultados del año pasado, ya sea por la crisis económica, por factores del mercado o de la propia industria, debe darle a conocer a los trabajadores que así como la empresa se pone en el lugar de sus empleados (con tardes libres o adelantos, por ejemplo), éstos también pueden ser empáticos con la situación actual de la empresa. Se recomienda que esta comunicación interna se realice con efectividad y de la mejor forma posible”, concluye la especialista de la Universidad del Pacífico.